Categories

PRODUTOS VETERINARIOS PARA CAVALOS VENDA DE TELEFONE  5411 4836 2700

Ketonal 100

Ketonal 100

Anestésico general disociativo, de acción rápida, solución inyectable acuosa para uso en grandes y pequeños animales.
COMPOSICIÓN
Ketamina, clorhidrato: 10 g.
Excipientes c.s.p.: 100 ml.

ACCIÓN
Ketonal 100 es un agente anestésico general, de acción rápida, no barbitúrico, no narcótico, químicamente designado como dl 2-(o-clorofenil)-2-(metilamino) ciclohexanona hidroclorhidrato, en solución estable a un pH de solución inyectable levemente ácido (3,5 a 5, 5). Es una solución inyectable acuosa, que contiene el equivalente a 100,0 mg de ketamina Clorhidrato USP por cada ml de solución inyectable estéril.

Farmacocinética:
Luego de ser administrada por vía Intramuscular en felinos, la droga alcanza su pico máximo a los 10 minutos aproximadamente. La ketamina se distribuye rápidamente en todos los tejidos corporales, logrando altas concentraciones en el cerebro, hígado, pulmón y tejido adiposo.
Su unión a las proteínas plasmáticas se estima en un 50% en los equinos, 53% en caninos y entre el 37 al 53% en felinos.
La ketamina es metabolizada en el hígado, principalmente por demetilación e hidroxilación y sus metabolitos son eliminados inalterados por orina. La droga eleva los niveles de las enzimas microsomales hepáticas aunque sin significado clínico alguno.
La vida media para su eliminación es en caninos, felinos, bovinos y equinos de 1 hora.
Al igual que los barbitúricos, la redistribución de la ketamina fuera del sistema nervioso central será en este caso el factor más importante a tener en cuenta para determinar la duración de la anestesia.

Bioactividad:
Ketonal 100, es un agente anestésico de acción rápida y su acción farmacológica en el organismo se caracteriza por una analgesia profunda, presencia de reflejos laríngeos y faríngeos, estimulación cardiovascular moderada y depresión respiratoria.
En altas dosis la frecuencia respiratoria suele disminuir en casi todas las especies.
El tono del músculo esquelético es variable, desde normal, aumentado o bien, disminuido. Esta condición es dependiente del nivel de la dosis, pudiendo observarse variaciones en la temperatura corporal del paciente asociadas al tono muscular.
A dosis bajas el tono muscular puede incrementarse coincidiendo con un leve aumento en la temperatura corporal. A altas dosis se puede notar cierta disminución en el tono muscular resultante en una disminución de la temperatura corporal, hasta tal punto que en ocasiones se deberá contrarrestar la hipotermia proporcionando al paciente una fuente de calor.
Los estados de anestesia producidos por la ketamina no encuadran con la clasificación convencional de los planos anestésicos comunes, sino que produce un estado de inconsciencia conocido como anestesia disociativa debido a que su presencia parece interrumpir selectivamente la conducción de los estímulos al cerebro antes de producir el bloqueo somático sensitivo. La ketamina induce anestesia y amnesia mediante una disrrupción funcional en el SNC, sobre estimulándolo o induciendo al paciente a un estado cataléptico. La ketamina inhibe al GABA, y también es capaz de bloquear a la Serotonina, Norepinefrina y Dopamina a nivel del SNC.
El sistema tálamo cortical es deprimido, mientras el sistema límbico es activado. Induce anestesia al plano 1 y 2 pero nunca al 3.
En contraste con otros anestésicos, la ketamina mantiene intactos los reflejos de defensa como el tusígeno y el deglutorio. La ventaja de no bloquear los reflejos faríngeos y laríngeos, nos brinda la seguridad de mantener al paciente con sus vías respiratorias superiores permeables.
Ocasionalmente puede observarse cierta salivación, pero la presencia del reflejo deglutorio nos previene de los peligros asociados al ptialismo en el paciente anestesiado.
La salivación podrá ser controlada eficientemente con la administración de atropina sulfato a dosis de 0,04 mg/kg en felinos y caninos.
En felinos es común la presencia de una estimulación cardiovascular transitoria, gasto cardíaco incrementado, leve aumento en la presión sistólica y un aumento poco significativo de la resistencia periférica total.
Otros reflejos como el corneal, el podal, etc, se mantienen presentes durante toda la anestesia no debiendo tomarse como indicadores del plano o profundidad anestésica.
Los ojos del paciente permanecen normalmente abiertos y con midriasis, recomendándose en casos de anestesias prolongadas el uso de algún tipo de ungüento oftálmico para proteger la córnea.
A las dosis recomendadas los felinos presentan ataxia a los 5 minutos de administrada la droga, continuado de un período de anestesia de 30 a 45 minutos a dosis mayores.
A dosis bajas la recuperación total del paciente ocurre entre las 4 a 5 horas posteriores, pero a dosis altas el período de recuperación total se prolonga a 24 horas.

Compatibilidad:
La ketamina puede ser mezclada con agua para inyectables, solución de dextrosa al 5% y solución fisiológica.
Se puede combinar con xilazina en la misma jeringa.

INDICACIONES
Anestesias generales cortas. Como agente anestésico único o combinado.
Para producir una inmovilización del paciente con la finalidad de realizar maniobras quirúrgicas breves o procedimientos diagnósticos menores que no requieran de relajación muscular.
En anestesias de pacientes con riesgo aumentado ya que no compromete el sistema cardiorrespiratorio del animal.
En operación cesárea debido a la ausencia de toxicidad fetal.

CONTRAINDICACIONES Y ADVERTENCIAS
Para reducir la incidencia de reacciones adversas durante la recuperación de la anestesia con ketamina, el paciente deberá ser controlado y mantenido en un lugar cálido y oscuro, protegido de ruidos y alteraciones del medio durante la recuperación.
Se deberán proteger las pupilas con crema oftálmica para evitar su sequedad excesiva durante la anestesia con ketamina.
Es recomendable establecer un ayuno sólido y líquido de 12 horas previo a la administración de anestésicos generales, pudiendo, en verano, reducir el tiempo de ayuno líquido a 6 horas.
Cabe destacar que en algunas especies el ayuno tiene efectos adversos. Algunos mamíferos, aves y neonatos pueden manifestar hipoglucemia con unas pocas horas de ayuno, y la movilización de las reservas de glucógeno pueden alterar los parámetros del metabolismo y el clearance de las drogas. Esto último es un factor importante en los rumiantes.
En contraste, la alimentación en caninos previo a la inducción, aumenta la tasa metabólica por encima de las 18 horas.
La inducción de la anestesia en un animal que tiene su estómago lleno, debería ser evitado, de ser posible, debido a los riesgos de aspiración que se corren.
La distensión del rumen en pequeños y grandes rumiantes perjudica la ventilación normal con la consecuente hipoxemia e hipercapnia. Aunque la limitación del alimento no vacía el rumen, la posibilidad de regurgitación se ve reducida si además se realiza ayuno líquido 12-24 horas previo a la inducción de la anestesia. En el equino, el estómago repleto puede romperse durante la inducción, por lo tanto, es recomendable realizar un ayuno sólido y líquido no menor a las 6 horas.
En los animales muy jóvenes y también en pacientes gerontes, el agua es usualmente ofrecida hasta último momento previo a la administración de los agentes preanestésicos.
Debe recordarse que es corriente que muchos caninos gerontes padezcan nefritis; estos pacientes deben compensar por debajo de las condiciones normales, y el stress de la hospitalización, la privación de agua y la anestesia, a veces sin cirugía, pueden ocasionar una descompensación aguda.
La diuresis normal puede ser restablecida mediante fluidos administrados por vía IV continua previo a la administración de drogas anestésicas.
En cualquier caso, resulta una buena práctica anestésica administrar fluidos por vía IV durante la misma para ayudar a mantener una adecuada presión sanguínea y producción de orina, y proveer además una vía permeable para la administración de drogas.
La administración sistémica de antibióticos de amplio espectro (ej. ampicilina sódica IV) preoperatorios es una medida profiláctica útil previo a cirugías mayores o en aquellas en las cuales sea inminente el riesgo de contaminación del sitio a intervenir. No mezclar ketamina con barbitúricos o diazepam en la misma jeringa ya que precipitan.
Debido a que la ketamina no brinda una buena relajación muscular, está contraindicado su uso como agente anestésico único en cirugías mayores.
La ketamina está contraindicada en aquellos animales con insuficiencia hepática o renal.
La ketamina está contraindicada en aquellos pacientes que hayan demostrado reacciones de hipersensibilidad al principio activo.
Su uso en pacientes con hipertensión significativa, falla cardíaca y aneurismas arteriales puede resultar riesgoso.
Está relativamente contraindicado cuando existe un aumento de la presión intraocular o injurias preexistentes del globo ocular, y para procedimientos que involucren la faringe, laringe o tráquea.
En animales que hayan perdido grandes cantidades de sangre se sugiere reducir significativamente la dosis de ketamina.
Ketonal 50, deberá ser administrado con aguja y jeringa hipodérmica, respetando todas las normas de asepsia y antisepsia adecuadas para mantener la esterilidad del producto y la de las estructuras a anestesiar, manteniendo un comportamiento conservador y cuidadoso respecto del paciente y del medicamento.

Advertencias:
Ketonal 100 podrá ser diluido con agua para inyección o dextrosa al 5%. Es también compatible con Xilacina. No mezclar en el mismo frasco, ni jeringa con ningún compuesto derivado de barbitúricos o benzodiazepinas.
Verificar que el sistema de inviolabilidad del producto y que sus condiciones de almacenamiento y conservación previo a su uso sean las adecuadas.
Las dosis y advertencias sugeridas quedan a consideración del médico veterinario actuante.
Expendio bajo receta médica.
Conservar el producto entre 4 y 25ºC, al abrigo de la luz, en lugar seco e higiénico.
Envase reciclable, destruir luego de su uso y arrojar en colectores de residuos y no en el campo o vía pública. Proteja el medio ambiente.
No ingerir. Mantener fuera del alcance de los niños.
Venta bajo receta archivada.

EFECTOS COLATERALES
Se reportan ocasionalmente reacciones adversas como: emesis, salivación, vocalización, recuperación errática y prolongada, movimientos espasmódicos, convulsiones, temblores musculares, hipertonicidad, opistótonos y disnea.
Puede ocurrir depresión respiratoria luego de la administración de altas dosis de ketamina. Si la respiración se deprime y el animal entra en cianosis, deberán instituirse las medidas de resucitación respiratoria rápidas.
En los felinos pueden producirse espasmos mioclónicos y/o convulsiones leves, las cuales podrán ser controladas con la administración de benzodiazepinas (Midazolam) o barbitúricos (Tiopental Sódico).
Sobredosis: La ketamina está considerada como una droga de amplio margen de seguridad (aproximadamente 5 veces mayor que el pentobarbital). Cuando es administrada en dosis excesiva o demasiado rápido, puede ocurrir una significativa depresión respiratoria.

DOSIFICACIÓN

Dosis orientativa media:

Protocolos por especie:

Felinos:
Previo a la administración de ketamina, se aconseja la premedicación con atropina para prevenir la salivación y otras reacciones del sistema nervioso autónomo. Proteger mediante el uso de una crema oftálmica aplicada sobre la córnea la desecación excesiva de la misma.
La ketamina podrá ser utilizada para realizar observaciones clínicas las cuales requieran de la inmovilización del paciente, (ej. radiografías) y como inductor al uso de otros anestésicos generales.
Dosis: De 11 a 33 mg/kg vía intramuscular y Atropina 0,045 mg/kg vía intramuscular, aplicado con anterioridad a la ketamina.
33 mg/kg, usos: Cirugía mayor (ovariohisterectomía, cesárea, laparotomías, cirugía ortopédica o traumatológica. Para estas cirugías se recomienda su combinación con agentes inhalatorios como el Halotano.
22 mg/kg, usos: Cirugía menor (castraciones, corte de uñas o inmovilización).
11 mg/kg, usos: Inmovilización corta o inducción a la anestesia con Halotano.
Para una dosis de 20 mg/kg se describe un efecto de acción a los 3 minutos de aplicada, con pérdida de los reflejos a los 10 minutos subsiguientes, con su pico de acción a los 20 minutos otorgando una cobertura anestésica por 30 minutos más, con recuperación de los reflejos a los 60 minutos. El animal se da por recuperado en menos de 5 horas de administrado el anestésico.
Combinaciones: Podrá ser combinado con Tiopental sódico (4,4 a 8,8 mg/kg vía endovenosa), con Acepromacina (0,2 mg/kg), con Nalbufina (1 a 2 mg/kg), con Midazolam (1 mg/kg), logrando relajación y analgesia óptima.
La xilacina es recomendada para obtener relajación muscular previo a la administración de ketamina. Se sugiere una dosis de 0,55 a 1,1 mg/kg vía intramuscular (se podrá combinar ésta con atropina), 10 a 20 minutos antes de la administración de ketamina. Si con las combinaciones descriptas la vía de aplicación elegida para la ketamina fuese la endovenosa, las dosis sugeridas en los protocolos podrán ser reducidas en un 50%.

Caninos:
En la clínica de rutina, se sugiere una combinación de Premedicación: Atropina (0,045 mg/kg) y Acepromacina (0,55 mg/kg), o Midazolam (1 mg/kg) vía intramuscular, de 10 a 15 minutos antes de la administración de ketamina 11 a 22 mg/kg vía intramuscular.
La combinación de Ketamina/Xitacina induce arritmias cardíacas, edema pulmonar y depresión respiratoria. Esta combinación deberá ser utilizada con extremo cuidado.

Primates:
Vía endovenosa: 1 a 5 mg/kg.
Vía intramuscular: 5 a 15 mg/kg.

Aves:
Vía intramuscular: 10 a 20 mg/kg.

Conejos:
Vía intramuscular: 20 a 40 mg/kg.

Ovinos y porcinos:
Vía intramuscular o endovenosa: 15 a 20 mg/kg.
Premedicación: Sulfato de atropina (0,2 mg/kg intramuscular) 15 minutos antes, pudiéndose combinar con Acepromacina (0,55 mg/kg). Para prolongar el efecto anestésico si este fuera necesario podrá administrarse una dosis de 2,2 a 6,6 mg/kg de ketamina vía intramuscular o endovenosa.
El uso de una combinación de Xilacina 1 mg/kg con Ketamina 10 mg/kg vía endovenosa se recomienda para porcinos de 50 a 60 kg de peso vivo.
Bovinos: Para procedimientos quirúrgicos mayores y menores: 2 mg/kg de peso vía endovenosa rápida.
No se perderán los reflejos de salivación, palpebral y anal. No ocurrirá regurgitación ni timpanismo. El animal podrá desbastarse 24 horas previo a la anestesia. No será necesario el uso de premedicación alguna. Los bovinos recuperan la estación 30 minutos después de la aplicación del anestésico.

Equinos:
Una combinación de Ketamina, Eter Gliceril guayacólico y xilacina podrá ser aplicada para obtener una anestesia general óptima. Se administrará xilacina 2,2 mg/kg intramuscular 20 minutos antes de la inducción con EGG, y luego una vez obtenido el decúbito se aplicará ketamina 1,7 mg/kg endovenosa.
También se podrá administrar una dosis de ketamina de 2,2 mg/kg al mismo tiempo o seguida de la aplicación de xilacina a 1,1 mg/kg vía endovenosa (cuatro minutos antes de la ketamina). Esta combinación otorgará analgesia y anestesia corta pudiéndose recurrir a la intubación endotraqueal.

OBSERVACIONES
Ketonal 100, deberá ser administrado con aguja y jeringa hipodérmica, respetando todas las normas de asepsia y antisepsia adecuadas para mantener la esterilidad del producto y la de las estructuras a anestesiar, manteniendo un comportamiento conservador y cuidadoso respecto del paciente y del medicamento.

VENTA EXCLUSIVAMENTE BAJO RECETA VETERINARIA

  USD37.80
COD: #0026-0007
Categories:  Anestésicos

Share:

Anestésico general disociativo, de acción rápida, solución inyectable acuosa para uso en grandes y pequeños animales.
COMPOSICIÓN
Ketamina, clorhidrato: 10 g.
Excipientes c.s.p.: 100 ml.

ACCIÓN
Ketonal 100 es un agente anestésico general, de acción rápida, no barbitúrico, no narcótico, químicamente designado como dl 2-(o-clorofenil)-2-(metilamino) ciclohexanona hidroclorhidrato, en solución estable a un pH de solución inyectable levemente ácido (3,5 a 5, 5). Es una solución inyectable acuosa, que contiene el equivalente a 100,0 mg de ketamina Clorhidrato USP por cada ml de solución inyectable estéril.

Farmacocinética:
Luego de ser administrada por vía Intramuscular en felinos, la droga alcanza su pico máximo a los 10 minutos aproximadamente. La ketamina se distribuye rápidamente en todos los tejidos corporales, logrando altas concentraciones en el cerebro, hígado, pulmón y tejido adiposo.
Su unión a las proteínas plasmáticas se estima en un 50% en los equinos, 53% en caninos y entre el 37 al 53% en felinos.
La ketamina es metabolizada en el hígado, principalmente por demetilación e hidroxilación y sus metabolitos son eliminados inalterados por orina. La droga eleva los niveles de las enzimas microsomales hepáticas aunque sin significado clínico alguno.
La vida media para su eliminación es en caninos, felinos, bovinos y equinos de 1 hora.
Al igual que los barbitúricos, la redistribución de la ketamina fuera del sistema nervioso central será en este caso el factor más importante a tener en cuenta para determinar la duración de la anestesia.

Bioactividad:
Ketonal 100, es un agente anestésico de acción rápida y su acción farmacológica en el organismo se caracteriza por una analgesia profunda, presencia de reflejos laríngeos y faríngeos, estimulación cardiovascular moderada y depresión respiratoria.
En altas dosis la frecuencia respiratoria suele disminuir en casi todas las especies.
El tono del músculo esquelético es variable, desde normal, aumentado o bien, disminuido. Esta condición es dependiente del nivel de la dosis, pudiendo observarse variaciones en la temperatura corporal del paciente asociadas al tono muscular.
A dosis bajas el tono muscular puede incrementarse coincidiendo con un leve aumento en la temperatura corporal. A altas dosis se puede notar cierta disminución en el tono muscular resultante en una disminución de la temperatura corporal, hasta tal punto que en ocasiones se deberá contrarrestar la hipotermia proporcionando al paciente una fuente de calor.
Los estados de anestesia producidos por la ketamina no encuadran con la clasificación convencional de los planos anestésicos comunes, sino que produce un estado de inconsciencia conocido como anestesia disociativa debido a que su presencia parece interrumpir selectivamente la conducción de los estímulos al cerebro antes de producir el bloqueo somático sensitivo. La ketamina induce anestesia y amnesia mediante una disrrupción funcional en el SNC, sobre estimulándolo o induciendo al paciente a un estado cataléptico. La ketamina inhibe al GABA, y también es capaz de bloquear a la Serotonina, Norepinefrina y Dopamina a nivel del SNC.
El sistema tálamo cortical es deprimido, mientras el sistema límbico es activado. Induce anestesia al plano 1 y 2 pero nunca al 3.
En contraste con otros anestésicos, la ketamina mantiene intactos los reflejos de defensa como el tusígeno y el deglutorio. La ventaja de no bloquear los reflejos faríngeos y laríngeos, nos brinda la seguridad de mantener al paciente con sus vías respiratorias superiores permeables.
Ocasionalmente puede observarse cierta salivación, pero la presencia del reflejo deglutorio nos previene de los peligros asociados al ptialismo en el paciente anestesiado.
La salivación podrá ser controlada eficientemente con la administración de atropina sulfato a dosis de 0,04 mg/kg en felinos y caninos.
En felinos es común la presencia de una estimulación cardiovascular transitoria, gasto cardíaco incrementado, leve aumento en la presión sistólica y un aumento poco significativo de la resistencia periférica total.
Otros reflejos como el corneal, el podal, etc, se mantienen presentes durante toda la anestesia no debiendo tomarse como indicadores del plano o profundidad anestésica.
Los ojos del paciente permanecen normalmente abiertos y con midriasis, recomendándose en casos de anestesias prolongadas el uso de algún tipo de ungüento oftálmico para proteger la córnea.
A las dosis recomendadas los felinos presentan ataxia a los 5 minutos de administrada la droga, continuado de un período de anestesia de 30 a 45 minutos a dosis mayores.
A dosis bajas la recuperación total del paciente ocurre entre las 4 a 5 horas posteriores, pero a dosis altas el período de recuperación total se prolonga a 24 horas.

Compatibilidad:
La ketamina puede ser mezclada con agua para inyectables, solución de dextrosa al 5% y solución fisiológica.
Se puede combinar con xilazina en la misma jeringa.

INDICACIONES
Anestesias generales cortas. Como agente anestésico único o combinado.
Para producir una inmovilización del paciente con la finalidad de realizar maniobras quirúrgicas breves o procedimientos diagnósticos menores que no requieran de relajación muscular.
En anestesias de pacientes con riesgo aumentado ya que no compromete el sistema cardiorrespiratorio del animal.
En operación cesárea debido a la ausencia de toxicidad fetal.

CONTRAINDICACIONES Y ADVERTENCIAS
Para reducir la incidencia de reacciones adversas durante la recuperación de la anestesia con ketamina, el paciente deberá ser controlado y mantenido en un lugar cálido y oscuro, protegido de ruidos y alteraciones del medio durante la recuperación.
Se deberán proteger las pupilas con crema oftálmica para evitar su sequedad excesiva durante la anestesia con ketamina.
Es recomendable establecer un ayuno sólido y líquido de 12 horas previo a la administración de anestésicos generales, pudiendo, en verano, reducir el tiempo de ayuno líquido a 6 horas.
Cabe destacar que en algunas especies el ayuno tiene efectos adversos. Algunos mamíferos, aves y neonatos pueden manifestar hipoglucemia con unas pocas horas de ayuno, y la movilización de las reservas de glucógeno pueden alterar los parámetros del metabolismo y el clearance de las drogas. Esto último es un factor importante en los rumiantes.
En contraste, la alimentación en caninos previo a la inducción, aumenta la tasa metabólica por encima de las 18 horas.
La inducción de la anestesia en un animal que tiene su estómago lleno, debería ser evitado, de ser posible, debido a los riesgos de aspiración que se corren.
La distensión del rumen en pequeños y grandes rumiantes perjudica la ventilación normal con la consecuente hipoxemia e hipercapnia. Aunque la limitación del alimento no vacía el rumen, la posibilidad de regurgitación se ve reducida si además se realiza ayuno líquido 12-24 horas previo a la inducción de la anestesia. En el equino, el estómago repleto puede romperse durante la inducción, por lo tanto, es recomendable realizar un ayuno sólido y líquido no menor a las 6 horas.
En los animales muy jóvenes y también en pacientes gerontes, el agua es usualmente ofrecida hasta último momento previo a la administración de los agentes preanestésicos.
Debe recordarse que es corriente que muchos caninos gerontes padezcan nefritis; estos pacientes deben compensar por debajo de las condiciones normales, y el stress de la hospitalización, la privación de agua y la anestesia, a veces sin cirugía, pueden ocasionar una descompensación aguda.
La diuresis normal puede ser restablecida mediante fluidos administrados por vía IV continua previo a la administración de drogas anestésicas.
En cualquier caso, resulta una buena práctica anestésica administrar fluidos por vía IV durante la misma para ayudar a mantener una adecuada presión sanguínea y producción de orina, y proveer además una vía permeable para la administración de drogas.
La administración sistémica de antibióticos de amplio espectro (ej. ampicilina sódica IV) preoperatorios es una medida profiláctica útil previo a cirugías mayores o en aquellas en las cuales sea inminente el riesgo de contaminación del sitio a intervenir. No mezclar ketamina con barbitúricos o diazepam en la misma jeringa ya que precipitan.
Debido a que la ketamina no brinda una buena relajación muscular, está contraindicado su uso como agente anestésico único en cirugías mayores.
La ketamina está contraindicada en aquellos animales con insuficiencia hepática o renal.
La ketamina está contraindicada en aquellos pacientes que hayan demostrado reacciones de hipersensibilidad al principio activo.
Su uso en pacientes con hipertensión significativa, falla cardíaca y aneurismas arteriales puede resultar riesgoso.
Está relativamente contraindicado cuando existe un aumento de la presión intraocular o injurias preexistentes del globo ocular, y para procedimientos que involucren la faringe, laringe o tráquea.
En animales que hayan perdido grandes cantidades de sangre se sugiere reducir significativamente la dosis de ketamina.
Ketonal 50, deberá ser administrado con aguja y jeringa hipodérmica, respetando todas las normas de asepsia y antisepsia adecuadas para mantener la esterilidad del producto y la de las estructuras a anestesiar, manteniendo un comportamiento conservador y cuidadoso respecto del paciente y del medicamento.

Advertencias:
Ketonal 100 podrá ser diluido con agua para inyección o dextrosa al 5%. Es también compatible con Xilacina. No mezclar en el mismo frasco, ni jeringa con ningún compuesto derivado de barbitúricos o benzodiazepinas.
Verificar que el sistema de inviolabilidad del producto y que sus condiciones de almacenamiento y conservación previo a su uso sean las adecuadas.
Las dosis y advertencias sugeridas quedan a consideración del médico veterinario actuante.
Expendio bajo receta médica.
Conservar el producto entre 4 y 25ºC, al abrigo de la luz, en lugar seco e higiénico.
Envase reciclable, destruir luego de su uso y arrojar en colectores de residuos y no en el campo o vía pública. Proteja el medio ambiente.
No ingerir. Mantener fuera del alcance de los niños.
Venta bajo receta archivada.

EFECTOS COLATERALES
Se reportan ocasionalmente reacciones adversas como: emesis, salivación, vocalización, recuperación errática y prolongada, movimientos espasmódicos, convulsiones, temblores musculares, hipertonicidad, opistótonos y disnea.
Puede ocurrir depresión respiratoria luego de la administración de altas dosis de ketamina. Si la respiración se deprime y el animal entra en cianosis, deberán instituirse las medidas de resucitación respiratoria rápidas.
En los felinos pueden producirse espasmos mioclónicos y/o convulsiones leves, las cuales podrán ser controladas con la administración de benzodiazepinas (Midazolam) o barbitúricos (Tiopental Sódico).
Sobredosis: La ketamina está considerada como una droga de amplio margen de seguridad (aproximadamente 5 veces mayor que el pentobarbital). Cuando es administrada en dosis excesiva o demasiado rápido, puede ocurrir una significativa depresión respiratoria.

DOSIFICACIÓN

Dosis orientativa media:

Protocolos por especie:

Felinos:
Previo a la administración de ketamina, se aconseja la premedicación con atropina para prevenir la salivación y otras reacciones del sistema nervioso autónomo. Proteger mediante el uso de una crema oftálmica aplicada sobre la córnea la desecación excesiva de la misma.
La ketamina podrá ser utilizada para realizar observaciones clínicas las cuales requieran de la inmovilización del paciente, (ej. radiografías) y como inductor al uso de otros anestésicos generales.
Dosis: De 11 a 33 mg/kg vía intramuscular y Atropina 0,045 mg/kg vía intramuscular, aplicado con anterioridad a la ketamina.
33 mg/kg, usos: Cirugía mayor (ovariohisterectomía, cesárea, laparotomías, cirugía ortopédica o traumatológica. Para estas cirugías se recomienda su combinación con agentes inhalatorios como el Halotano.
22 mg/kg, usos: Cirugía menor (castraciones, corte de uñas o inmovilización).
11 mg/kg, usos: Inmovilización corta o inducción a la anestesia con Halotano.
Para una dosis de 20 mg/kg se describe un efecto de acción a los 3 minutos de aplicada, con pérdida de los reflejos a los 10 minutos subsiguientes, con su pico de acción a los 20 minutos otorgando una cobertura anestésica por 30 minutos más, con recuperación de los reflejos a los 60 minutos. El animal se da por recuperado en menos de 5 horas de administrado el anestésico.
Combinaciones: Podrá ser combinado con Tiopental sódico (4,4 a 8,8 mg/kg vía endovenosa), con Acepromacina (0,2 mg/kg), con Nalbufina (1 a 2 mg/kg), con Midazolam (1 mg/kg), logrando relajación y analgesia óptima.
La xilacina es recomendada para obtener relajación muscular previo a la administración de ketamina. Se sugiere una dosis de 0,55 a 1,1 mg/kg vía intramuscular (se podrá combinar ésta con atropina), 10 a 20 minutos antes de la administración de ketamina. Si con las combinaciones descriptas la vía de aplicación elegida para la ketamina fuese la endovenosa, las dosis sugeridas en los protocolos podrán ser reducidas en un 50%.

Caninos:
En la clínica de rutina, se sugiere una combinación de Premedicación: Atropina (0,045 mg/kg) y Acepromacina (0,55 mg/kg), o Midazolam (1 mg/kg) vía intramuscular, de 10 a 15 minutos antes de la administración de ketamina 11 a 22 mg/kg vía intramuscular.
La combinación de Ketamina/Xitacina induce arritmias cardíacas, edema pulmonar y depresión respiratoria. Esta combinación deberá ser utilizada con extremo cuidado.

Primates:
Vía endovenosa: 1 a 5 mg/kg.
Vía intramuscular: 5 a 15 mg/kg.

Aves:
Vía intramuscular: 10 a 20 mg/kg.

Conejos:
Vía intramuscular: 20 a 40 mg/kg.

Ovinos y porcinos:
Vía intramuscular o endovenosa: 15 a 20 mg/kg.
Premedicación: Sulfato de atropina (0,2 mg/kg intramuscular) 15 minutos antes, pudiéndose combinar con Acepromacina (0,55 mg/kg). Para prolongar el efecto anestésico si este fuera necesario podrá administrarse una dosis de 2,2 a 6,6 mg/kg de ketamina vía intramuscular o endovenosa.
El uso de una combinación de Xilacina 1 mg/kg con Ketamina 10 mg/kg vía endovenosa se recomienda para porcinos de 50 a 60 kg de peso vivo.
Bovinos: Para procedimientos quirúrgicos mayores y menores: 2 mg/kg de peso vía endovenosa rápida.
No se perderán los reflejos de salivación, palpebral y anal. No ocurrirá regurgitación ni timpanismo. El animal podrá desbastarse 24 horas previo a la anestesia. No será necesario el uso de premedicación alguna. Los bovinos recuperan la estación 30 minutos después de la aplicación del anestésico.

Equinos:
Una combinación de Ketamina, Eter Gliceril guayacólico y xilacina podrá ser aplicada para obtener una anestesia general óptima. Se administrará xilacina 2,2 mg/kg intramuscular 20 minutos antes de la inducción con EGG, y luego una vez obtenido el decúbito se aplicará ketamina 1,7 mg/kg endovenosa.
También se podrá administrar una dosis de ketamina de 2,2 mg/kg al mismo tiempo o seguida de la aplicación de xilacina a 1,1 mg/kg vía endovenosa (cuatro minutos antes de la ketamina). Esta combinación otorgará analgesia y anestesia corta pudiéndose recurrir a la intubación endotraqueal.

OBSERVACIONES
Ketonal 100, deberá ser administrado con aguja y jeringa hipodérmica, respetando todas las normas de asepsia y antisepsia adecuadas para mantener la esterilidad del producto y la de las estructuras a anestesiar, manteniendo un comportamiento conservador y cuidadoso respecto del paciente y del medicamento.

VENTA EXCLUSIVAMENTE BAJO RECETA VETERINARIA

Anestésico general disociativo
Si
50
No
Equinos
Si
Argentina